Voz Del Fan: Tributo a Dr. Jerry Buss

LOS ANGELES.--- El miércoles fue una noche fría y con viento en Los Ángeles, pero eso no detuvo a los fans de Los Lakers  los cuales salieron, uno tras otro a admirar, tomar fotos y escribir mensajes de agradecimiento en los carteles que se habían colocado en el Staples center para la memoria del Dr. Jerry Buss, dueño de los Lakers que falleció el lunes.

“El dueño mas grande de todos los tiempos. RIP Dr. Buss. Ramon y Reana Ramos”, escribió en un cartel Reana por su parte y la de su esposo.

“Nos trajo el mejor equipo, los mejores jugadores, sacó el mejor producto que había”, elaboró Reana, de 33 años de Chatsworth.

Su esposo, Ramón, escribió en el cartel: “RIP Dr. Buss de la familia Prado-García”.

“Eso lo escribí por mi primo que no pudo estar aquí”, explicó el hombre de 32 años de edad. “Viven en el área de Palm Springs y fue la primera cosa que me dijo, que soy tan afortunado de poder venir, y que si pudiera poner su nombre y escribir ‘Descansa en paz, Dr. Buss’”.

Los Ramos fueron sólo un par de fans de los Lakers que se tomaron el tiempo para compartir sus pensamientos con el Dr. Buss antes del partido el miércoles – irónicamente ante los Celtics, el equipo rival que trabajó con éxito para derrotar. Los cuatro carteles, puestos en la plaza de L.A. LIVE más temprano ese día, ya estaban llenos de escrituras por la tarde antes del partido histórico.

Para los fans, era difícil encontrar lugar para escribir.

Adentro del Staples Center, una estrella que el Dr. Buss convenció a venir y quedarse con la franquicia dijo antes del partido histórico: “Hemos perdido el mayor dueño en deportes, simplemente el mejor”, dijo Kobe Bryant mientras señalo el asiento del Dr., al pedir un momento de silencio.

Los Angelinos no estuvieron silenciosos sobre su agradecimiento del Dr. Buss durante el partido – gritaban “Jer-ry, Jer-ry”. Y en su honor, los Lakers derrotaron 113-99 a los Celtics, quien junto con los Lakers son dueños de la mitad de todos los campeonatos en la historia de la Éne-bé-a.

Sin falta, la victoria se celebró con serpentinas, ánimo de los Laker Girls quien fueron idea del Dr. Buss para traer un elemento de Hollywood al baloncesto que antes no era tan divertido para espectadores.

“Trajo más diversión que cualquier persona podía imaginar. Lo extraño”, relató Alan Matis, de 70 años de edad de Sherman Oaks, quien cargaba una pancarta de ‘Gracias Dr. Buss’ y tenia una cachucha de ‘Celtics suck’.

David Vivanco, de 43 años de edad de Downey, dijo que el Dr. Buss, quien compró la franquicia en 1979, es el único dueño que recuerda en toda su vida como fan de los Lakers desde los días que jugaban en el Great Western Forum.

“Básicamente puso los Lakers y la Éne-bé-a en la mapa porque cuando vino, el baloncesto no era tan popular en la televisión. Los tenias que ver en repetición”, contó Vivanco. “Cuando él compró la franquicia, lo llamó ‘Showtime’ porque era como un show, había actores, y la Éne-bé-a decidió, hay que ponerlos en Prime Time TV”.

Cambio a los Lakers a “una franquicia ganadora”, dijo.

Su esposa, Vivian Vivanco, de 42 años de edad, estuvo de acuerdo. “Es profundo”, dijo ella.

Lo que la nación púrpura y oro recuerda sobre todo es los jugadores legendarios que Dr. Buss negoció para la ciudad. Entre ellos, Kareem Abdul-Jabbar en los años 70 y 80, Magic Johnson en los años 80 y 90, Shaquille O’Neal en los años 90 y 2000’s, y Bryant desde que empezó su carera profesional en 1996.

“Invirtió dinero para traer mejor jugadores. En realidad, el equipo de Los Ángeles no estuviera como es sin él”, relató Victor Ainza, de 52 años de edad de Whittier. “No hay ningún otro equipo como los Lakers. Sólo Manchester United, en todo el mundo”.

“Siento que no sólo fue un hombre de deportes, fue un hombre para Los Ángeles”, señaló Eliseo Velásquez, de 29 años de edad de Los Ángeles, quien aprecia la memoria de conocer a Magic Johnson en un centro de comercio en Santa Mónica.

En sus más de tres décadas como dueño de los Lakers, el Dr. Buss tuvo 10 campeonatos.

Pero además de la fama y las victorias, Vivian Vivanco lo recuerda como un “gran muchacho que ha hecho muchas cosas en la comunidad también que la gente no sabia”. Contribuyó a clubs de niños y a varias organizaciones, según ella, y no era bullicioso”.

Quizás tenia algo que ver con el hecho de que creció con poco. Sus padres se divorciaron cuando era un infante, y cuando su madre se casó otra vez, su padrastro era un plomero que quería que le ayudara en su trabajo.

Sin embargo, Jerry Buss tenia aspiraciones más grandes, y logró hasta conseguir su doctorado en química física en 1957.

“Lo respeto por ser un hombre pobre que llegó a ser un hombre exitoso porque lo primero que hizo fue estudiar. El estudio es la llave del éxito”, expresó el Dr. Irubiel Barbosa, de 50 años de edad de Glendale de 12 años.

Su hijo Emilio Barbosa, de 9 años de edad, sonrío.

“Y el siempre trató de ser humilde y trató de ser justo”, continuó el Dr. Barbosa. “Espero que sí siga alguien el ejemplo de él”.

Los Lakers son lo que son por el Dr. Buss, dijo Alex Muñoz, de 22 años de edad de Los Ángeles.

“Cualquier persona que admira a los Lakers lo admira a él”, expresó después de poner su mensaje en el cartel. “Cada fan de los Lakers se van a recordarse de él siempre, y claro que va a continuar a hacer que los Lakers prosperen a través de sus hijos”.

Gracias, Dr. Jerry Buss, por los Lakers – el amor de Los Ángeles.


Añadir nuevo comentario