¿Podrán los Lakers ser la cenicienta?

Es la mitad de la temporada y Los Lakers parecían derrotados.

Los sueños del campeonato nunca habían estado tan lejos cuando tan solo llegar a las eliminatorias parecía algo imposible. Los Lakers no son favoritos en el camino al campeonato este año ya que unas pocas más derrotas significarían el final de la temporada.

Sin embargo, una solo victoria contra uno de los mejores equipos de la NBA parece haber le dado una nueva vida al equipo.

Los Lakers demostraron que pueden vencer a un equipo digno del campeonato cuando derrotaron a Oklahoma City Thunder el pasado 27 de enero. Ese juego, los laguneros mostraron que podían cambiar. Kobe Bryant mostró que él podía cambiar, y todo para enderezar un barco roto y navegar hacia el campeonato desde atrás de sus rivales.

VIDEO: KOBE DESPREOCUPADO POR LA DERROTA

Pareciera que Los Lakers se habían dado cuenta de lo que se estaban jugando. Ellos eran un equipo que hace cuatro meses habían sido contendientes para ganar el campeonato pero que nunca habían estado tan lejos al llegar a la mitad de la temporada. No obstante, con la importante victoria ante Oklahoma City, se prendió la esperanza. Hoy Los Lakers son una historia como la de cenicienta. Muy pocos esperan que lleguen a las eliminatoria, y si llegan, muchos esperan que pierdan en la primera ronda.

Pero a todo el mundo les encantan los cuentos de hadas. Si los Lakers ganaran, esa sería una historia digna de leyenda.

En 1995, hubo una gran historia donde Los Rockets de Houston pudieron ganar su segundo campeonato a pesar de que nadie creía que lo lograrían. Ellos apenas pudieron ir a las eliminatorias con un record de 47 ganados y 35 perdidos, y eran sextos a la conferencia del Oeste. Pero a pesar de sus dificultades, vencieron a los mejores equipos del Oeste ese año como Utah, Phoenix y San Antonio.

En las finales se enfrentaron al gran Saquille O’neal y el Magic de Orlando y los vencieron en todos los partidos para ganar el campeonato de la NBA. Todo eso sin importar problemas con la química del equipo, nuevos jugadores y fanáticos enojados. Justamente los mismos problemas que Los Lakers han tenido hasta la fecha. Esta temporada hay esperanza que Los Lakers puedan repetir ese cuento, eso si pueden empezar a ganar fuera de casa.

La verdad es que los momentos más memorables son aquellos donde nadie puede predecir los ganadores. Como los Pistons de Detroit en el 2004, Los Knicks de Nueva York en 1999 y los Celtics de Boston en 1969. ¿Los Lakers en el 2013? Eso sería una historia encantadora.

Añadir nuevo comentario